Objetividad en el aula

Mi principal recuerdo acerca de Luka Brajnovic se remonta al año 1987, cuando cursaba segundo de Periodismo. Don Luka -así le llamábamos-  nos daba clases de Literatura, y hacia  mitad de curso, abordó una de las obras más relevantes del siglo XX: “Ulises”, de James Joyce. Recuerdo especialmente sus esfuerzos por aproximarse a la obra cumbre de este escritor irlandés con objetividad, destacando sus puntos fuertes, como la innovación que supuso para la literatura universal la plantación escrita del monólogo interior de una persona tal y como fluye de la mente del ser humano, de forma desordenada y desinhibida. Pese a que muchas partes del libro contradecían sus creencias, Brajnovic hizo un esfuerzo por transmitirnos conocimiento, guardándose para si mismo sus opiniones personales.

Marc Marginedas

Corresponsal de El Periódico en Moscú.

Don Luka con sus alumnos en el Faustino

Translate »